En diciembre hará una década (prodigiosa) que comencé esta bitácora. Si lo analizo es la relación más seria que he tenido. Los novios nunca se me dieron bien, los coches regulín (llevo 6 años con el actual, pero estrellé el anterior) pero mi blog lleva 10 años conmigo. Presupongo que tiene que ver con mi pequeña exhibicionista interior, o puede que sea que tengo una vena artística por desarrollar, no lo sé, el caso es que nunca felicito a mi obra por su cumpleaños y he decidido adelantarme al momento.

Han sido 10 años intensos, donde "Léeme los Labios" nació, creció y estuvo a punto de desaparecer, pero ahí sigue, dando guerra, expresando sentimientos, pensamientos y contando mi vida, con sus miserias (principalmente) y sus alegrías. Los blogs son como las amistades, hay que cuidarlos para que no se mueran.

Cuando comencé nunca pensé que iba a durar tanto, la verdad es que si lo analizo yo misma he durado más de lo esperado, no porque tuviera alguna enfermedad o deseo de morir, sino porque nunca fui capaz de imaginarme con más de 30 años. La vida da muchas vueltas e internet más todavía. ¿Superará el mundo 2.0 a la realidad? ¿Es hora de admitir que vivimos más para aparentar que para hacer? ¿Aguantará este blog otros 10 años más?

Os dejo con un temita que no os va gustar pero que a mi me hace gracia, que para eso esto es una celebración por adelantado. Por cierto juraría que el título de la canción tiene una falta de ortografía...