Julio se fue y con él mi gata Tina que está desaparecida, mi móvil con todas sus fotos dentros, mi descanso, con tanto trabajo y también la dieta.

La verdad, me alegro de que Julio se haya ido.