Cuando piensas "¿Y si sale bien?" en vez de "¿y si sale mal?" y te das cuenta, es que algo, en tu vida ha cambiado y además para mejor.