Iba a escribir un post incendiario, cuando me he preguntado ¿para qué? ¿Para qué sirve decir lo que uno piensa? ¿para qué sirve desahogarse? ¿para qué sirve nada? En días como hoy el mundo me puede comer el coño y atragantarse.

Yo veo las cosas de una manera muy clara y no soy capaz de expresarlo o algo va mal porque no creo que mi postura sea tan difícil de comprender. No lo sé, sólo sé que me siento profundamente frustrada y lo peor es que siento que cuanto más digo (aunque no fuera una mala bestia) peor va la cosa.

Si es que no puede ser todo tan complicado.