Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

martes 30 agosto 2011

Eriwen en el Norte

Pues sí amigos y amigas, esta que soy yo se va a la aventura, me voy sola al norte, a una ciudad desconocida y estoy ligéramente acojonada. ¿Cómo surgió la idea de este viaje? Pues sencillamente se me cruzaron los cables. Pensé que sería molón irme por ahí, en un primer momento pensé Almería, pero al final me he decantado por Bilbao.

Va a ser una escapada porque mi trabajo, mi perro trabajo no me da más opciones. Últimamente no sólo madrugo mucho sino que me como muchos marrones en mi empresa y me noto más que quemada, carbonizada. Ayer y hoy he salido de alli con la sensación de que soy gilipollas y de que dios les protege, porque si yo tuviese un arma se cagaba la perra.Sé que no siempre tengo razón, sé que me equivoco mucho, pero el ver cómo se hacen determinadas cosas me matan y cierta compañera a la que se le paga por escaquearse me remata.

Estoy muy muy nerviosa ante mi viaje, muy expectante, me voy sola y me asaltan dudas... ¿seré capaz de pasármelo bien sola? ¿haré buenas migas con alguien?

Un beso y perdonadme por tanto silencio. Un super besazo lleno de cosquillas en la tripa.

lunes 22 agosto 2011

Rutina time

Hoy vuelvo al pluriempleo y tengo la sensación de que estoy viviendo una depresión postvacacional... ains. Lunes de regreso a la rutina, qué mal lo llevo. Iba a intentar escribir algo molón pero la urgencia de terminar esto porque me tengo que poner a preparar la mochila me impide hacerlo. Asi que los que esteis disfrutando aún vuestras vacaciones acordaos, con mucho cariño de mi.

PD: el cabrito de mi gato acaba de bostezar y echarse en mi cama

jueves 18 agosto 2011

Ella dixit

Mi amiga dijo: "he decidido dejar de intentar comprender a los hombres, en su lugar voy a intentar divertirme con ellos"

Cuanta sabiduría.

martes 16 agosto 2011

Sangría time

Estamos a Martes y yo no me siento mentalmente preparada para ir a trabajar mañana... estoy tan cansada que no me lo creo. El puente empezó mal porque me desperté de un sueño en el que aparecían gatitos muertos y atropellados. Lo peor es que sé el origen de ese sueño: el parking de mi curro es un cementerio de pajaritos. Resulta que se caen de los nidos y los atropellamos. Llevamos unos días en los que no hay más que bichos voladores cadaver.

Si ahora me preguntan qué hice el viernes además de soñar lo que soñé y trabajar no sabría qué responder. Creo que salí, tengo la sensación mental de haberlo hecho, pero ahora mismo estoy tan cansada que mis plomos se han fundido.

El sábado después de poner algo de orden en mi casa me dirigí con media hora de retraso al punto de encuentro con mis amigas para ir a cierto pueblo que eran sus fiestas estos días. Con el maletero lleno y bastante buen humor nos encaminamos a dicho pueblo, yo sin tener muy claro qué iba a encontrarme. El viaje en coche (en el mío) fue bien los problemas comenzaron en el momento de llegar a la casa, la ruta habitual estaba cortada asi que hubo momento estrés que se solucionó cuando la suerte se puso de nuestro lado y nos encontramos a un chico del pueblo que mis amigas conocían. Una vez que llegamos a la sobrehabitada casa yo me sentí feliz. No sé si me he inventado la palabra sobrehabitada, pero me da igual, éramos 20 personas... colchones repartidos por la casa y camas compartidas.

Esa noche como la mayoría de los días me vi envuelta en el proceso de cocinar y/o limpiar... y ese ha sido uno de los grandes problemas, la falta de compromiso de muchos de los asistentes. Somos muchos y si todos pusieran de su parte la coexistencia podría haber sido más placentera. Pero no, por desgracia hay muchas personas acostumbradas a que se lo hagan todo.

Resumiendo un poco porque ando cansada y no tengo fuerzas para escribir a saco diré que el sábado fuimos a la plaza a beber y que no me sentía a gusto del todo. Había mucha gente y yo conocía a muy poca, me sentía fuera de luegar. El domingo, más copichuelas en la plaza, baile (como el día anterior en la discoteca del pueblo) con niños de 10 años que consumían bebidas sospechosas. El domingo ya me sentía mejor, más animada y no sé, mejor. Ayer fueron las fiestas grandes con la sangriada y me lo pasé genial, muy buen rollo, litros de alcohol y un pueblo dándolo todo y en la discoteca mi primera fiesta de la espuma... Hoy ha tocado levantarse e ir a la gran ciudad.. como cansa la vuelta a la rutina.

Un beso