Ayer mi hermana me comentaba cómo su amiga Cristina le había dicho que mis mechas rubias le molaban...

Hasta ahi, todo bien. El "problemilla" surgió cuando me comentó que ambas estaban de acuerdo en que los escotes con los que ultimamente me paseaba por el mundo eran "excesivos"

Y ahí es cuando dejo de ser una mujer de 25 años para convertirme en hermana pequeña, porque ¿mi hermana mayor me iba a decir algo incierto? ¿Podrán mis escotes incomodar al personal? ¿Si yo me siento cómoda es suficente?

En esas estoy intentando decidir, qué hacer con mi pechuga