Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

domingo 25 marzo 2007

Sueños

Llevo casi 10 días sin escribir nada. La verdad es que entre le pluriempleo y que me han metido no se cuantas horas más en el curro estoy cansada.

La verdad es que me siento rara, será la llegada de la primavera. Estoy super feliz y de repente dolorosos recuerdos acuden a mi mente.

Es extraño, pero creo que de alguna manera estoy recuperando ciertos aspectos de mi misma, creo que aunque no estoy haciendo mucho por encontrar trabajo de lo mío, sí que estoy haciendo mucho por encontrarme a mi misma.

Es cierto que es una tarea ardua, pero poco a poco me estoy quitando la suciedad que el rencor, la ira y la decepción habían creado en mi.

Últimamente me ha dado por pensar en la necesidad de comunicarnos que tenemos los seres humanos. Chats, móviles, páginas de encuentros... las personas se sienten solas y no son capaces de romper con ese individualismo y se aprovechan de eso para tener atados.

Buscamos sucedáneos porque luego, en persona el miedo a que nos hieran nos puede, nos atenaza, nos ahoga. El dolor, o mejor dicho el miedo al dolor es algo con lo que juegan. ¿Quienes? No lo sé.

miércoles 7 marzo 2007

La noche...

Mi padre me ha prestado un libro que aún no he leído pero que he hojeado y no me convence. Nos llama a los pedagogos progres, y lo hace en plan despectivo, cosa que me jode.

Me lo leeré aunque me cabree, aunque no esté de acuerdo, porque necesito saber qué es lo que se dice para poder argumentar, responder con claridad. ¿Qué soy, en qué creo, en qué no y por qué?

La autora dice que el error es querer educar cuando los profesores sólo deben enseñar. Pero ¿es posible enseñar sin educar? ¿Cuando un docente está dando clase no transmite valores? ¿Acaso en su forma de expplicar, de dirigirse a los alumnos no está siendo un ejemplo?

Me niego a pensar que las cosas son como son, porque sí. No me creo que la naturaleza, Dios, o lo que sea hagan que las sociedades se conviertan en lo que son y no haya posibilidad de cambio.

Creo, aunque cada día un poco menos en las personas

jueves 1 marzo 2007

Futuro

Hoy he vuelto a cuidar a la niña con lo cual comienza un periodo de pluriempleo, y hoy por tanto he visto (y charlado) con la muchacha que limpia en casa de mi jefa.

Es una persona excepcional, que admiro por sus creencias, aunque no comparta algunas.

Hoy me ha hecho darme cuenta (sin que ella lo percibiese) lo dolorosamente encadenada al pasado que me encuentro. Estoy atada a los dolores que me causaron en el pasado persons como mi padre, o cierto ex novio cabrón.

Es hora de que rompa los lazos que el rencor ha creado entre estas personas y yo.

No puedo cambiar el pasado, ni hacer como si nada hubiera pasado, pero puedo crecer, puedo mirar hacia adelante. Es hora de que deje de culpar a los demás del estado de mi vida. Por supuesto que creo que me merecía haber tenido un padre como Dios manda pero uno no puede elegir a su familia, pero puede decidir qué hacer con su vida, qué dirección tomar y qué tipo de persona desea ser.

Yo quiero ser feliz, no quiero ser una amargada, no quiero ser un ser triste y gris. Quiero ser capaz de mirar adelante con optimismo, quiero crecer con mis errores, quiero ser generosa con los demás y quiero mucho amor en mi vida.

No sé cuanto durará este estado en mi, espero que mucho la verdad, porque es agradable sentirme como me siento en este momento.