Es lo que mentalmente le he dicho a la niña que cuido. Desde las 7:30 am estoy con ella y sinceramente me quiero ir a mi casa.

He leído con ella, he jugado con ella, la he convencido para que pintase y ha jugado con sus muñecas.

Ahora me gustaría ir a casa darme una ducha y no verla en unos días. No es que se porte mal, es que no quiero trabajar. Le estoy sableando internet a mis jefes y la conexión es una caca y no puedo abrir los blogs de blogspot, tampoco tienen messenger y me aburro porque los dibujitos que ve mi niña no me gustan.

Ahora ire con ella de nuevo y rezaré para que su padre llegue pronto.

La realidad es un asco, prefiero los fines de semana.

Mañana tengo reunión con mi super tutora del experto y la verdad es que no tengo mucho que ofrecerle.

Si algo bueno tiene la casa de mi jefa son los libros. Le voy a pedir pretado uno de Saramago que me he empezado a leer hoy.

Un saludo a los que trabajaban y a los que desean hacerlo