Ayer fue el día y fue genial. Me relajé muchísimo y eso que al final no hubo masaje. Yo pensaba que una hora y media se me iba a hacer larga, pero al final se me hizo corta.

Primero te cambias, te das un duchazo y te proponen un recorrido. Nosotras fuimos primero a las piscinas de distintia temperatura (templada, caliente y fría) Después no fuimos al jacuzzi (genial) Después a la sauna, que fue estupendo y por último nos fuimos a la piscina de agua salada. Con el tiempo que nos quedaba volvimos al jacuzzi y yo pasé los últimos momentos en las piscinas de distinta temperatura.

La verdad es que sales muy relajada, la lástima fue la bofetada de calor que nos encontramos a la salida.

En otro orden de cosas, me voy a Praga en un par de días y estoy un poco nerviosa.

Y mantengo una polémica con una lectora de este blog y eso me preocupaba, hasta que me ha contestado en unos términos poco adecuados. Puede que me equivoque al expresarme, pero no soy una hipócrita que critica una cosa y luego la hace. Asi que me siento bien.

La noticia que os iba a dar....... ¡¡¡YA SOY LICENCIADA!!!

¿Una parada más para el bote? Espero que no la verdad. Me quedan esperanzas, si no hay sitio para mi tendré que crearlo. A este respecto estuve hablando ayer con una compi. Me la encontré de casualidad en una tienda de comidas del mundo y estuvimos hablando de la carrera y de la sensación de que la Pedagogía no interesa y no lo entiendo la verdad. La verdad es que las dos hemos trabajado y estudiado al mismo tiempo y es muy duro. Yo he tenido mucha suerte y muy buenas amigas, pero lo cierto y ello es que la universidad es un sentido.