Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

jueves 30 marzo 2006

Oportunidades

Hace dos años presenté una comunicación en unas jornadas sobre absentismo escolar que se titulaba "Hablamos de Oportunidades"

En general creo que es mediocre, pero lo mejor, o lo que más valoro que me aportara fue que me hizo reflexionar.

Reflexioné acerca de mi historia a lo largo de la institución escolar y de que a veces aceptamos como normales cosas que, evidentemente, no lo son.

De mi clase de 8º de EGB hemos llegado a la Universidad 7 estudiantes de unos 30. Este dato no está nada mal, sobretodo si lo comparamos con el de los demás grupos.

Pero más interesante que los que hemos llegado a la Educación Superior están los que se quedaron en el camino. Hablo de gente que no logró el título, o auténticos analfabetos funcionales que lo obtuvieron, creo que por pena, ya que fuimos el último curso de EGB (después llegó la ESO)

¿Por qué tanta gente se quedó en el camino? ¿Es tolerable? Yo recuerdo el caso de un chico que en un año no vino ni una semana seguida a clase ¿qué le pasaba? Ninguno de nosotros, los compañeros nos lo preguntábamos, nunca nos interesó porque no tenía amigos, nadie se preocupaba por él.

La cuestión es que no es tolerable que esto suceda, hablamos de vidas. Estamos viendo como una persona se acerca a un precipio y no hacemos nada por evitarlo. Hablamos de un camino que lleva a la exclusión social.

La posición de la que yo parto es que la sociedad debe ayudar a las personas que parten de una desventaja. A un cojo no le pedimos que corra más rápido que el que ganó el mundial de atletismo. Pero a un niño o niña que proviene de un hogar desestructurado lo único que le ofrecemos es la escolaridad obligatoria. Un niño cuyos padres no saben apenas leer y escribir no tiene las mismas posibilidades de tener éxito en la institución escolar que uno cuyo padre es perito agrónomo y su madre profesora de física. Sólo por el hecho de que la madre profesora de física le podrá explicar física y matemáticas a su hijo, ya tiene una ventaja sobre el que cuyos padres son analfabetos. Unos padres con dinero pueden pagar clases particulares seguramente un padre drogadicto ni siquiera piense que sean necesarias.

Yo no hablo de dar oportunidades sino de no arrebatarlas. Opino que además es por el propio bien de la sociedad.

jueves 2 marzo 2006

La percepción

A veces tengo la sensación de que no sabemos muy bien hacia donde vamos, es decir hacia donde nos llevan. Y digo nos llevan porque vivimos en mundo donde la información viene dada por tres o cuatro grandes agencias de noticias.

Este oligopolio de la información explica claramente porqué existen los llamados "conflictos olvidados"

La cuestión es que internet es una herramienta sumamente útil, ya que cualquiera con un ordenador y una conexión puede divulgar qué es lo que está pasando en ese momento en cualquier parte del mundo.

Pero internet como todo tiene sus desventajas y en este caso es el exceso de información.

La educación debe virar y cambiar el rumbo con las NN. TT. ya no tienen sentido muchas de las prácticas escolares actuales.

La escuela ha de replantearse sus objetivos, procurar que los y las estudiantes aprendan a aprender en una sociedad cambiante. Esto es fundamental además de una condición sine quanon para diferenciar quienes tendrán éxito de quienes no.

Pero sobretodo la educación en general ha enseñar a manejar internet (y la televisión, en mi opinión) debe enseñarnos a ser críticos. Internet es una ventana que se abre ofreciéndonos ilimitadas posibilidades, para bien y para mal. Si nosotros y nosotras no somos capaces de ser críticos con la información que recibimos estamos perdidos. Obviamente, también nos es necesario saber cómo buscar entre tanta información pero el tema de nuestra actitud hacia la información es fundamental.

Harry Potter

Asi es, acabo de leerme Harry Potter and the half-blood Prince, que en español han traducido como Harry Potter y el misterio del príncipe.

Es una obra que como sus antecesoras se lee muy bien, muy rápidamente y que entretiene y engancha. Predecible en algunas cosas consigue superar el bache que a mi juicio supuso el quinto libro.

La duda que tengo es como Rowling va a acabar esta saga de manera digna en un sólo libro.

Si quereis saberlo se me ha saltado una lagrimita, pero creo que es que estoy sensible, puede que esté ovulando.

La verdad es que esta mujer no es Calderón de la Barca pero ha conseguido enganchar a muchos jóvenes a la lectura y sólo por ello merece todos mis respetos. Sólo falta que esos mismos jóvenes lean algo más que a Harry Potter.