Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

jueves 25 diciembre 2014

Oportunas

¿Quién te arrancó el corazón y te dijo que sólo pensases?

¿Con qué arma te hiriero que nada pudo protegerte?

¿Por qué se suicidaron tus sueños?

¿Dónde acabaron tus ilusiones?

¿Qué piensas hacer para volver a la vida?

lunes 8 diciembre 2014

De bien nacidos

Gracias por dejarme escapar, por tu cobardía. Sabes que podría haber sido especial, que podría haberte llegado al corazón. Hubiera sido capaz de hacer reír a tu alma, de curar tus heridas.

Miles de gracias por las coces, por la mala vida, por demostrarme lo poco que te importé, gracias por enseñarme las miserias de la vida. Necesitaba ver la inmundicia de tu alma, necesitaba caer.

Tengo que dar gracias porque no acabé contigo y porque aprendí a valorar a quien te quiere. Porque diciéndote adiós pude decir hola al equilibrio, a la felicidad.

Hasta nunca, cierra la puerta al salir.

domingo 7 diciembre 2014

Hope

La esperanza es líquida, por eso, cuando te hieren se escapa de tu alma, se escurre y te desengras por dentro.

La esperanza también se puede evaporar y se mueve por el aire, se transmite por esos susurros de amor que te ponen la carne de gallina.

La esperanza es lo que nos hace levantarnos día tras día.

La esperanza nos da fuerzas, a veces, para tolerar lo intolerable y justificar lo injustificable.

La esperanza, ante todo, es humana.