Que el viento me lleve a un lugar lejano, que el destino me meza en un inifinito desconocido. Sueño con el rayo de sol que atraviese mi corazón como una estocada mortal. Y deseo es cosas porque en realidad no quiero nada, porque estoy hueca y lo único que puedo ofrecer son lágrimas.