Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

jueves 29 julio 2010

Yo Robot

Mientras mi cerebro intenta ponerse en funcionamiento y mi gato se golpea contra la pantalla de mi netbook (eso sí, con la lengua fuera como si fuese idiota) yo como persona, ente, como conjunto al fin y al cabo me planteo qué cojones escribir a estas horas de la mañana.

Al abrir los ojos he sentido una profunda tristeza y sinceramente no sé como deshacerme de ella. Ahora mismo daría lo que fuera por cerrar los ojos y no sentir este agobiante calor, por no estar dónde estoy. Sin embargo hay deseos que no se cumplen. Al menos no de manera instantánea. Asi que sigo en marcha, como una autómata. Bloqueo mis sentimientos para seguir adelante, para no detenerme.

domingo 18 julio 2010

Nightmares

No te engañes, lo peor de las pesadillas no es tenerlas, es despertarse y darse cuenta de que se han hecho realidad.

martes 13 julio 2010

Los enamorados ...

.... al final deciden intentarlo.

domingo 11 julio 2010

Tell me...

A veces me pregunto si el Lobo podría no devorar a Caperucita en el cuento, o si quizás la Madrastra podría desearle el bien a Blancanieves. En los cuentos es absolutamente fácil ver quien va a ser el malo o la mala. No hay grises, hay un héroe o heroína que se enfrentará a las fuerzas del mal y vencerá (por lo menos en los cuentos Disney)

¿Cómo se podría rehabilitar a ese lobo para que se vuelva vegetariano? ¿Cómo hacer que la Madrastra no se sienta intimidada y celosa por la lozanía de Blancanieves? ¿Puede un malo de un cuento cambiar de la noche a la mañana sin ayuda? ¿Puede mutar cuál personaje de cómic?