Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

domingo 16 mayo 2010

The Sweet Escape

Es el título de una canción mediocre, mediocre como la vida.

¿Cuántas personas marcan la diferencia? ¿Cuántas pasan como sombras por la vida, sin hacer ruído, sin molestar, sin sentir?Quizás los seres mediocres, como yo, deberían aprender a aceptar que lo somos, que ser como los demás no es malo, que no hay necesidad de destacar. Otro aprendizaje que creo fundamental, para las personas normales, es aprender a decir adiós. Comprender que hay veces que hay que irse, antes de que nos echen. Las personas debemos averiguar cuál es el mejor momento para hacer mutis por el foro.

Desaparecer, ¿quién no lo ha deseado alguna vez? En ocasiones por tonterías, por caídas, por ridículos sin importancia. En otras ocasiones por el dolor, por la evocación de los recuerdos, de las personas.

Desaparecer, aunque es tentador, no serviría de nada, porque las personas dejamos huellas en los demás. Algunas de las marcas las conocemos, otras son invisibles. Las personas somos tontas, porque algo no se ve, no significa que no existe, pero parece que nos olvidamos, El dolor puede estar ahí siempre y no siempre estamos llorando. Desaparecer, no deberíamos desaparecer, a no ser qué tuviéramos la fórmula del olvido. Olvido para nosotros, para la gente que dejamos atrás y olvido para ellos, para los que se quedan cuando nosotros huimos.

Desaparecer, como desaparecen las ilusiones, las esperanzas, los sueños y las fantasías. Desaparecer como los dinosaurios o los dodos (pobres dodos) Desaparecer como desaparece el Amor, la Libertad, la Belleza.

Cuando me quede como una flor que se ha secado porque alguien se olvidó de cambiarle el agua, prometedme que me no me miraréis con pena; prometedme que me dejaréis en la entrada, hasta que un experto en feng shui diga que no es bueno tener cosas muertas en la entrada de casa. Tenedme como un trofeo, porque nunca podré desaparecer, soy demasiado "todo". Tenedme como la prueba de que la vida es dura y machaca a quién la vive, tenedme como el ejemplo de que siempre se cometen los mismos errores.

Single Ladies

Todo lo que necesita una mujer es un gato castrado a su lado.

sábado 8 mayo 2010

¿Alguna vez?

Alli estaba ella, tirada en la cama, luchando por no levantarse para coger algo con lo que autolesionarse. Lo peor es que ya había pensado en dónde no hacérselo. No podían ser las muñecas puesto que cualquiera podría ver las heridas, y en los hombros sería complicado hacerlo. El mejor lugar debían ser los muslos. Estarían tapados por los vaqueros y ella no llevaba minifalda.

Se moría de ganas de hacerlo, de levantarse y encontrar algo con lo que herirse, algo que ayudase a que sus lágrimas tuvieran sentido.