Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

miércoles 23 mayo 2007

Nothing

Cuando se está vacío no se tiene nada qué decir

martes 8 mayo 2007

Pajarillo

Llovía a cántaros, tanto que su alma estaba empapada.

La lluvia arreciaba y ella ya estaba calada hasta los huesos, no había donde refugiarse, sólo podía llegar a un sitio, la única casa que conocía.

Entonces mientras sus heladas y húmedas piernas la dirigían a su destino una mancha negra captó su atención.

Encogido, apretado contra la pared había un pajarillo negro. Sus plumas estaban brillantes de la cantidad de lluvia que habían recibido...

Pájaro y humana se miraban... ella se debaría entre cogerlo o no, el pajaro no sabía si sentir miedo o saltar a sus manos

La duda se prolongó demasiado y ella sin mirar atrás se fue. Siguió andando, un paso, dos, tres... y entonces se dio cuenta.

Todos somos pajarillos empapados esperando que alguien no pase de largo

martes 1 mayo 2007

A girl like you

Me dejo llevar por la música, dejo que mis músculos cansados se muevan al son del ritmo y sueño con lo que no soy.

Sé que no soy cómo debo, sé que soy un error, pero hasta los errores soñamos con ser felices.

Mientras voy y me sirvo una copa de vino y la paladeo me muevo por el salón.

Mis caderas se mueven, se balancean lentamente y cuando más a gusto estoy veo mi reflejo en un cristal.

Ashes to ashes, la copa se estrella contra el cristal y el tinto oculta mi imagen.

Me arranco la ropa y la tiro en el primer sofá que encuentro. Me quedo en ropa interior y me miro en la tele apagada.

¿Esa soy yo? No me reconozco en el espejo, yo no debería ser. Me giro, me miro de perfil y me examino. Soy una juez muy crítica.

Mientras el frío corta mi cuerpo y endurece mis pezones me niego a taparme, debo seguir odiándome, debo seguir regodeando en mis defectos…

El silencio se hace opresivo y llega a ser insoportable.

La calma de la noche sólo es rota por las lágrimas que surcan mi cara…