Estoy de vacaciones ¿De qué si no iba a actualizar este rinconcito?

Llevo exactamente 13 días de vacaciones y ya me estoy amargando porque vuelvo al tajo el 18. En estos días he comenzado un curso de buceo y he ido a la Toscana italiana. Como la pasta y los helados no son especialmente dietéticos he vuelto al gimnasio hoy (a darlo casi todo) y en estos días me tocará pelearme con seguros (aún arrastro el piñote con el coche del año pasado) y el 2 de junio tuve otro (menos grave por suerte) que también me está dando la lata. Además de eso me gustaría hacer limpieza que creo que me vendrá bien, limpieza mental y de objetos. La verdad es que ha sido un verano tan intenso de trabajo y han pasado tantas cosas que tengo la sensación de tener mucha mierda que limpiar.

Es raro estar aquí sentada, tengo algún que otro artículo por ahí sin terminar, pero siendo sinceros me he decidido a escribir porque he renovado el host por otros dos años más y ya que pago quiero amortizarlo.

Últimamente siento que soy muy tibia con respecto a casi todo, pero siento que no estoy capacitada para sentar cátedra. Desde lo de los vientres de alquiler, pasando por la legalización o no de la prostitución hasta la situación política de España... ¿Yo qué coño voy a saber? Como la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas de este país me dedico a sobrevivir. Supongo que ese es el triunfo del mal, que dejemos de pensar, de inquietarnos, de soñar.

Como me gusta el melodrama, es algo que no cambia por muchos años que tenga.