Sobreviviré porque soy un organismo vivo creado con ese único propósito, sobrevivir. No tengo claro el cómo, pero eso no importa ahora mismo. Tengo claro que tengo que mantener la cabeza ocupada y estar activa, porque como me dé por pensar voy a acabar muy mal.

Así que después de morder el polvo toca levantarse y armarse hasta los dientes (a nivel mental sobretodo) porque en esta guerra no va a haber prisioneros. O ellos o yo y mi elección es clara.