Estoy muy cruzada, se me amontonan las dramas y yo no sé digerirlos.

Volví el lunes de Miami y ya he tenido jaleo suficiente para agotarme. Miércoles, abogado del golpe del coche, una pérdida de tiempo porque sigue dilatándose en el tiempo. Jueves, abogado de mi antigüedad por mi próxima subrogación, otra pérdida de tiempo porque hasta dentro de un año no creo que se sepa nada. Ayer, que en un principio sólo iba a trabajar de 18:00 a 23:00, terminé trabajando de 14:00 a 16:00 y de 18:00 a 00:00 y esta mañana a las 8 estaba en planta para ir a un servicio de orientación porque ante la proximidad de la subrogación busco alternativas.

A todo esto tengo muchas ganas de llorar y me duele mucho el cuello, lo sé, soy una quejica. Debería asumir que desde el accidente, mis cervicales no van a quedar igual y que tengo que convivir con el dolor pero me pongo triste y si ya lo estoy entro en barrena.

¿Sabéis qué hago? Escucho canciones que me hacen sentir miserable, porque tengo muchas ganas de llorar y no lo consigo. Tengo toda esta mierda creciendo en mi interior y no consigo echarla, es como tener estreñimiento emocional.

Sonreid por mi.