Dios hizo al ser humano con corazón para poder destruirlo, es el botón de off de esta máquina que somos. Objetos imperfectos y dañinos, máquinas de matar, esperanzas, personas y mundos.

Somos seres inhumanos.