Acabo de ver un video maravilloso de una chica gorda que tiene un canal de youtube, como sale en bikini en algunos de sus vídeos ha sido criticada porque hay quien opina que con sobrepeso no deberías llevar dos piezas (hay que cubrirse más si eres una pequeña foca)

El que ella sea capaz de mostrarse en youtube (su canal tiene 11 millones de visitas) y yo viva acomplejada me choca. ¿Cuál es la diferencia? ¿Por qué? ¿Qué falla en mi? Hay quien me dice que me debería importar una mierda lo que opinen los demás, el problema es que me da igual, lo que pesa es lo que opino yo y yo me veo y me siento como si fuera un orco de mordor.

Hay una pequeña Eriwen dentro de la grande que se avergüenza. Mi cuerpo dista mucho de ser bonito, con mis estrías, mis pieles colgaderas de haber perdido peso, mi celulitis... Probablemente (y sonará a que me estoy tirando el rollo) soy más exigente conmigo que con los demás. Hay quién me dice que para mi todas las chicas son guapas. Eso no es del todo cierto, pero me niego (en general) a llamar fea a una chica. Creo sinceramente que hay mucha presión y prefiero no colaborar con eso, al menos con las demás, porque como ya he dicho, me doy mucha candela a mi misma.

Cuando tenía 18 años viví un pequeño drama tipo "Al Salir de Clase", me enteré por una tercera persona que una "amiga" nos iba poniendo a varias personas del grupo a parir. Cuando la historia saltó, se me tachó de mentirosa y se dijo que yo iba contra la susodicha por envidiosa (ella era más guapa que yo) Al final toooooda la verdad salio a la luz, cuando yo ya había salido del grupo y encabronada con la mitad de las niñas. ¿Por qué cuento esto? porque me da la gana y porque siempre que dos mujeres tienen un problema salta alguien afirmando que lo que hay detás es la envidia. Yo sí creo que las mujeres somos algo más que arpías que nos despedazamos entre nosotras, aunque admito que hay mucha competitividad, pero creo que como casi todo en la vida tiene que ver más con la educacion que con otra cosa.

Seguiría divagando pero me tengo que preparar para ir a trabajar, que alguien tiene que ser una pringada este verano.