Llevo unos días de mierda viviendo una auténtica montaña rusa emocional y estoy agotada.

Odio ver sufrir a la gente, en general, así que cuando veo a alguien que quiero pasarlo mal lo llevo fatal. El no poder hacer nada me angustia, pero no es sólo eso, tengo miedo. Miedo a no estar a la altura de las circunstancias, miedo a revivir lo que ya pasé, miedo a ser más un estorbo que una ayuda.

Mis tareas desde hace días son: no llorar, que no se note que he llorado, pensar poco y tratar de animar a alguien... la pregunta es ¿aguantaré?