Pues aquí estoy intentando hacer un sesudo análisis del 24M y me cuesta, quizás porque no soy sesuda. Sinceramente me toca la pepitilla que el PP no haya perdido más votos, no tanto a nivel municipal, donde creo que se vota más a la persona que a las siglas, sino a nivel autonómico.

Yo no sé si las cosas irán a mejor o peor. Tengo poca fe en tripartitos (experiencias como la catalana hacen que me plantee que con tres partidos hay más bocas agradecidas que alimentar) pero creo que es hora de que se intenten hacer las cosas de otra manera. Auguro grandes decepciones porque tengo la sensación de que el votante español lo que hace es castigar. Como me enfado con el PSOE, voto al PP; cuando me enfado con el PP y el PSOE le doy una oportunidad a partidos emergentes.

Estoy expectante y quiero ver a dónde nos lleva todo esto.