Suena Supersubmarina, no sólo en mis cascos sino en mi corazón. He de admitir que estoy escuchando la canción con la que los conocí y algo se remueve en mi interior.

Que puta nostálgica soy, que puto síndrome de diogenes emocional tengo... me aferro a todo y quizás debería empezar a soltar lastre, o quizás el lastre sea yo.

Si yo con 30 años estoy sufriendo esta crisis existencial ante los cambios laborales que se avecinan ¿cómo no se sentirán mis compañeros más mayores? Siento que he estado perdiendo el tiempo, pero es que he trabajado mucho. ¿me acomodé? ¿en qué me equivoqué? ¿sirve de algo angstiarse?

Como siempre, lo que abunda en este blog son las preguntas sin respuesta.