Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

lunes 11 mayo 2015

Los blogs han muerto ¿y qué?

Vivimos en la época de twitter y de instagram, de la brevedad, del momento ¿quién va a tener tiempo para escribir más de 140 caracteres? más todavía ¿quién va a leerlo?

Suspiro mientras leo esto, porque soy la primera que ha sucumbido, pero es que es difícil. Este blog para mi es algo inmenso y muestra tanto de mi que me aterra que lo descubran. Muestro piel, músculo y hueso, soy yo en estado puro. Mis dramas, mis niñas tristes y mis cajas de galletas.

Siempre quise escribir cuentos pero los cuentos siempre se convertían en pesadillas. ¿Leerá algún día mis historias y se sentirá identificado? ¿Será que hay una parte de mi que no ha crecido?

Mientras haya vida, habrá blogs

Scary

Miedo.

Cuando tenía 22 años estuve seis meses con cólicos de vesícula no diagnosticados. No sé si habéis sufrido un cólico, pero duele y mucho. Por suerte para mi no me ha vuelto a dar ninguno (cruzo los dedos) pero cuando a veces me duele la tripa entro en pánico. Ya ha pasado mucho tiempo y no es ese terror que me daba, pero los dos primeros años tras los cólicos, al mínimo síntoma de dolor yo me cagaba de miedo. Lo pasé taaaaaan mal ¿y si eran de nuevo cólicos? No quería volver a pasar por ello y ante el menor signo entraba en pánico.

Si eso pasa con nuestrios cuerpos serranos ¿qué no pasará con nuestras almas y corazones? El ser humano da asco, eso es así. Da asco porque nos dedicamos a herir a los demás sin pensar en las consecuencias. No hablo de no vivir por no herir. Hablo de ser honesto con uno mismo y con los demás. Hablo de que hay que echarle huevos y si ves que algo no va a ningun sitio decirlo, a no dejar en la estacada a quien te necesita, a no callarte cuando alguien te dice que lleva toda la tarde llorando sola en casa, y sí yo lo he vivido, y sí, estoy segura de que he hecho daño, pero en general creo que he me portado bastante bien con la gente.

Intento no mirar atrás pero (putos peros) tengo miedo, muchísimo. Quisiera dejar de sentir que soy mercancia dañada.

Cuando la distancia es amor

Hay gente maravillosa que por algún motivo nunca podrá estar en tu vida. Seres a los que quieres pero nunca es el momento. Hombres y mujeres con los que termina habiendo conflicto.

A esas personas decirles que les quiero y que me acuerdo de ellos pero que siento que lo mejor es la distancia.