El amor es un sueño precioso y la rutina el maligno despertar.