La convivencia mata el amor. Estoy convencida, nadie me puede hacer cambiar de opinión. El tener que aguantar las gilipolleces, manías y demás mierda de otros seres humanos es agotador. Vivimos con otras personas porque es necesario, pero la soledad tiene sus ventajas.

Una isla desierta, por favor.