Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

miércoles 30 abril 2014

Bye

Las palabras no tienen medida, pueden ser innecesarias para demostrar amor, imprescindibles para pedir perdón, nada comparado con gestos... Palabras y palabras que brotan, que mueren, que se ahogan en silencios, que se escapan como la diarrea. Palabras que acercan o alejan, que se malinterpretan o que sobreentienden... palabras perdidas, palabras prestadas...

Una palabra para acabar con una relación: adiós.

Sin actualización

Mi vida cibernética está en espera. Estoy cansada y cuando llego a casa me dedico a remolonear. Me gustaría decir que estoy más delgada, pero no, estoy más gorda. Desearía decir que he encontrado el trabajo me va genial, pero no, nos siguen apretando las tuercas. Adoraría contaros que he conocido a alguien maravilloso, pero no, sigo soltera. Sueño con contaros que mis amistades crecen sin parar, pero no, me ha tocado decir adiós... ... ... ... ... pero pese a todo estoy bien.

El sol sale cada mañana y yo cada día respiro, intentando hacer las cosas lo mejor que puedo.