La felicidad es algo tan frágil que puede ser destruida con sólo una pregunta.