Me borraste de tu historia porque mi existencia te recuerda que eres un mierda. Victimista, llorica, da igual en cuántos universos paralelos te escondas, eres lo que eres y la mierda, aunque se esconda huele mal.