Octubre siempre es una agonía, de manera más o menos consciente. Sufro pensando en que es el aniversario de tu ausencia y cuando llega ese día, pasa más o menos como si no sucediera. La mente humana es una mierda.

Suspiro, porque no puedo hacer otra cosa y porque en Noviembre llega tu cumpleaños y después navidad. Y te echo de menos. No lo puedo evitar, no lo quiero evitar, me haces falta.