Llorar hasta que quedar limpia. Ojalá las lágrimas acabasen con la mierda como el fairy acaba con la grasa. Ojalá llorar impidiera pensar, impidiera sentir, desconectara el alma y el cerebro. Los ojalás se acumulan, al igual que mis lágrimas puesto que no hay nadie que las seque.