Es una ironía que cuando más te necesite más lejos estés. Al final pasa lo de siempre, hay que ser fuerte por mi y por mis compañeros. Quizás no sea una ironía, simplemente es una putada.