Ayer tuve un día de mierda, motivado por la mierda de nómina de este mes que desembocó en un ¿qué hago con mi vida? ¿qué perspectivas de futuro tengo? ¿tendré 80 años y seguiré trabajando una media de 960 horas al año?

Así que hoy he cogido la antología poética de Antonio Orihuela a ver si me sentía más en sintonía con (parte) del universo, pero no ha sido asi.

Así que espero poder escucharle leer pronto, porque señor mío, le necesito. Necesito su voz y su carisma.