Debido a mi estupidez el lunes tuve que alterar mis planes de visita de la ciudad, en vez de ir al oceanográfico, me dediqué a ver el museo de Bellas Artes (el resto de museos cierra los lunes) y los monumentos de la ciudad. Desde iglesias hasta puentes, lonjas y torres, un completo. Estaba ya cansada y trataba de decidir que iba a hacer con los escasos euros que llevaba encima y mientras andaba y usaba el móvil al mismo tiempo noté a unos jóvenes corriendo a mi lado. Lo que vi cuando levanté la cabeza fue a un pequeño grupo de antidisturbios, unos 5. A mi espalda había un grupo de estudiantes, asi que di unos pocos pasos atrás y me quedé en medio, observando qué sucedía.

Los adolescentes, que serían unos 9 se habían dividido en grupitos, un par de chicas por un lado. Un chico llamándoles hijos de puta por otro, unos 4 hablando con unas señoras, cuando no tengo muy claro por qué se produjo un amago de carga. Los chavales corrieron unos metros y volvieron. Una de las chicas sacó el móvil a una distancia prudencial y mientras llamaba a los antidisturbios hijos de puta, les pedía que sonrieran y les hacía vídeos y fotos. El chavalito que antes les había insultado seguía haciéndolo y tenía una actitud, poco positiva y nada inteligente. Los 4 que habían estado hablando con las señoras se volvieron a acercar y empezaron a decir que los antidisturbios eran malos y que los atacaban, se quejaron un rato y decidieron irse, no sin antes hacer varios comentarios, en mi humilde opinión ligéramente fuera de lugar.

Ahí estaba yo, helada de frío y sin más monumentos que ver (más o menos) así que me encaminé donde estaba el meollo de la cuestión. Me encaminé y no llegué porque los antidisturbios no te dejaban pasar. La gente se quejaba de que la calle era suya y entonces pensé que la gente era poco comprensiva. Los antidisturbios no dejaban pasar porque se estaban produciendo momentos muy muy tensos y querían evitar que alguien (más) resultase herido. Lo que la gente no entiende es que cuando hay enfrentamientos es muy fácil que algunas de las dos partes hieran accidentalmente a alguien que no tiene nada que ver. La calle no se cerraba porque vivamos como en la época de Franco (que me hubiera gustado ver a más de uno llamando a policías hijos de la gran puta y faltándoles el respeto en época de Franco)

Desde esa posición pude vislumbrar como a un chiquillo le daban hasta en el carnet de identidad y era trasladado en ambulancia. La gente que estaba a mi alrededor, hablaba, debatía y se enfadaba. Algunos se quejaban a los antidisturbios y les increpaban (a estos que no hacían nada) uno le chillaba a un antidisturbio que había sido agredido por otro. Había corrillos donde se le faltaba el respeto a la profesión de policia, diciendo que se metían coca, que eran unos enfermos a los que les gustaba pegar a niños y barbaridades similares.

La calle se abrió y me decidí a ver qué pasaba por los alrededores, me gustaría poder explicar por donde fui pero es que no me conozco las calles. Seguí un poco la acción, vi a pequeños grupos de chavales y a una lechera de la poli hasta que llegué a un sitio donde pude ver bastantes jóvenes. No me gustaba mi ubicación, porque me parecía que se podía liar parda asi que me cambié de sitio. En ese momento comenzaron carreras de jóvenes y llegaron los antidisturbios. En la calle de enfrente a una chica le rompieron el jersey y le dieron y luego más carreras.

Después de eso me perdí un poco, es lo que tiene no ser de alli y ser un poco pava. Me encaminé hacia la estación Nord sin saber muy bien que hacer, pero eso lo cuento luego que ahora tengo que irme =)