Bueno pues después de una semana de mierda en el curro la cosa no mejora, pero yo estoy en casa con el culo pegado a la estufa y mi gato en plan roba sitios. Estoy tranquila, a lo mejor algo gruñona, pero bien, será que cuando las navidades se acaban el espíritu navideño me invade. Quizás simplemente es agradable sensación de tomar decisiones, aunque sean pequeñas y de escasa transcendencia.

Estoy un poco hasta el higo (léase jigo) de estar de mal humor, de sentirme mal, asi que haré todo lo posible para estar bien, desde mantras budistas, hasta intentar ser todo lo positiva posible. Ya he hablado con alguien para que me arregle el ordenador asi que esta semana se lo llevaré. Volveré al gimnasio, no por nada, pero las endorfinas siempre vienen bien. Además tengo que hacer un plan de ahorro. Tengo que ahorrar por varios motivos, uno que la cosa está muy mala y otro que quiero hacer un viajecito en Febrero.

Un saludo