Sé que en español se escribe cebra pero es una palabra que siempre tengo la tentación de escribir mal, creo que es debido a todos los años que he estudiado inglés.

Ayer mientras estaba pedaleando en el gimnasio vi en la tele un documental de estos de la dos. Como mi bici no tenía para poner los cascos no podía enterarme de qué es lo que contaba el narrador sólo podía ver las ima´genes. Lo que vi, era una cebra pequeñita intentando mamar de su madre muerta. La cria lo intentaba, desistía, se quedaba cerca, lo intentaba de nuevo... asi hasta que empezaron a llegar los buitres. Yo seguía pedaleando mientras sentía mucha penita, por esa cebra huérfana, que no sabía lo que pasaba. Al final otro de los miembros de la manada separó a la cría del cadaver y se la llevó, mientras los carroñeros daban buena cuenta del cadaver.

Tras ver esto me dio por pensar que era una buena metáfora de la vida. A veces perdemos a alguien querido, nos ocurre una desgracia, no sabemos qué ha pasado y nos quedamos ahi, intentan arreglar algo que no tiene solución, aturdidos no somos capaces de ver que si nos quedamos, probablemente acabemos mal. En esas ocasiones necesitamos a alguien que nos ayude, que tire de nosotros, aunque sea para sobrevivir.