Esta noche he soñado con mi abuela y ha habido un momento en el que me he dado cuenta de que dormía. Por rregla general no me gusta que los difuntos se cuelen en mis "pesadillas" me hace sentir cierto desasosiego. Supongo que es la pena porque ya no están en el mundo de los vivos.

Mi abuela, la de mi sueño, siempre fue una jodía por culo, una mujer mandona, tendente al chantaje emocional y de lágrima fácil. Una persona a la que no pude comprender, a la que deseé ahogar con una almohada mientras dormía la siesta y a la que quise. ¿Por qué la quería? Creo que la culpa es de mi madre, una mujer para la que la familia era muy importante.

Pequeños fantasmas, dejadme descansar esta noche.