Para las chicas solteras sin perspectivas (como yo) es una bendición tener la mente sucia (como la mía)