Agosto es un mes de cumpleaños varios y por primera vez en mucho tiempo he tenido la duda de si felicitar a alguien o no. Al final lo hice pero os voy a contar de dónde viene mi duda (si es que soy una exhibicionista emocional)

He borrado ya varias veces este artículo y no sé como enfocarlo. Me gustaría ser capaz de explicar sin lugar a equívicos lo que pienso.

Me da la sensación de que hay una persona de mi pasado a la que le molesta saber de mi, que me acuerde de su cumpleaños y le felicite. Creo que le molesta ese mínimo contacto y por eso dudé si mandarle el sms o no. Cuando él se olvidó de mi cumpleaños pensé que sencillamente era feliz y que es normal que se olviden esas cosas y me alegré. Me alegra que sea feliz porque es una persona a la que quise mucho y porque hace muchísimo que nuestros caminos se separaron.

Pero ahora mi instinto me dice que está deseando no recibir ninguna noticia mía, porque ello implica tener que contestar por buena educación. Asi que he decidido que procuraré no molestar.