Léeme los labiosLéeme los labios

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a la búsqueda

lunes 30 mayo 2011

O

Me hago un ovillo y cierro los ojos soñando con lo que nunca sucederá, borrando lo ocurrido y perdiendo la vida en lo que queda después de mezclar realidad y ficción.

Good mañana

Ha caído un chaparrón y está saliendo el sol iluminando la plantita que tengo bajo mi ventana. Supongo que no tiene mérito que un poto sobreviva, pero a mi me hace ilusión tener una planta que no ha muerto, está tan bonita, verdecita y hermosa.

Estoy escuchando musiquita mientras intento que no me entre el sueño y hacer algo positivo, pero por ahora gana la pereza para qué engañarnos. Después de currar de madrugada lo que me apetece ahora es dormir, no pensar en nada y dormitar, abrazada a algún peluchito tierno y adorable. Es más, quizás podría convencer a alguno de mis gatos para que me dé cariñito y calorcito.

Me estiro en la camita mientras una princesa del pop me dice que mantengamos un secreto y lo sellemos con un besito. La verdad es que de los últimos discos petardos que he escuchado (Rihanna, Avril Labitch y Britney) el mejor es el de la Spears, el más redondo, aunuqe use y abuse del autotune. El de Avril, a mi juicio, es malo malo, penoso, insufrible y el Rihanna tiene dos canciones muy buenas pero el resto son hartibles (leído como jartibles)

Se me cierran los ojitos y bostezo asi que me decidido a dejar de escribar quizás mientras sueño se me ocurra algo interesante que contar.