Mientras me pregunto como he podido llegar a javi Cantero saltando de video en vídeo en el youtube, remoloneo. Hoy vuelvo al pluriempleo pero es San Patricio, asi que estoy feliz. Estoy contenta porque pienso celebrar mi santo. Asi que espero que me imaginéis con una camiseta verde y una diadema de esas con cuernos acabados en tréboles.

Hoy pienso beber (con moderación), pienso conseguir un gorrito y pienso pasármelo genial. Van a venir amigos nuevos, amigos viejos y conocidos en general y creo que va a ser una gran noche.

Me desperezo y suena algo diferente en mi ordenador y pienso en mi viaje a Liverpool y en lo bien que me ha ido. Ha sido una viaje divertido y más barato de lo que esperaba. Empezamos bien, conociendo a un chico de Badajoz con el que compartimos taxi (llegamos tan tarde a liverpool que ya no había bus)

Nuestro hotel estaba genial, la habitación pequeñita, pero con lavabo, tazas para la máquina de té del pasillo y tele. El baño estaba fuera, pero sólo éramos 8 habitaciones en cada planta asi que nunca había que esperar. Además el baño estaba limpio y el agua de la ducha salía calentita y con la presión suficiente.

Mi hotel que tenía nombre de fruta era conocido por el taxista que nos llevó, taxista con marcado acento de Liverpool al que le pregunté que si yo fuese su sobrina qué consejo me daría en mis vacaciones y me contestó "emborráchate mucho"

El viernes madrugamos un montón y probamos el English Breakfast, que consiste en una loncha de bacon gruesa cual filete, unas judias repugnantes, una salchicha, un tomate y una especie de patata hecha puré y frita después.... Obviamente el resto de los días tomamos lo que tenían de buffet (tostadas, cereales....)

Lo que descubrimos ese primer día pateándonos la ciudad es que Liverpool es diferente, no sé si es que son unos visionarios, o es la endogamia pero tienen un gusto a la hora de vestir un tanto discutible. Ellas llevan un estampado de leopardo sí o sí, algo rosa y por supuesto diademas con floripondios imposibles, además de estar mal teñidas y llevar unas raíces negras preocupantes. Ellos... algunos normales había, pero les mola más un pantalón con licra en el tobillo que a un tonto un lápiz, en serio, vaya tela.

Si hablamos de los monumentos las catedrales molan mucho, el World Museum está gracioso y el barrio chino decepciona un poco, pero está bien. Yo no entré en el museo de los Beatles me parecía caro.

Lo que sí que descubrí ese sábado es que Liverpool es la ciudad ideal para comprar. Si quieres comprar en plan pobre tienes el Primark y si quieres comprar en plan caro tienes otras tiendas. Es un sitio donde podrás encontrar práctimente todo (menos unas botas Doc Martens altas si tienes un 37 de pie)

Suena Mr Saxobeat y me doy cuenta de que aun no he desayunado y de que tengo cosas que hacer asi que prometiendo que contaré el resto del viaje me despido. Feliz día de San Patricio =)