Dícese de esa mujer a la que le baja la regla el 24 de Diciembre y se congratula pensando: "bueno al menos no me jode nochevieja" y el día 31 se pone mala y amanece el día 1 de enero con fiebre.

Sí, lo habéis adivinado, Eriwen, es una pringada