Mientras intento volver a conciliar el sueño resuena esta canción de Ismael Serrano en mi cabeza. Pienso en el 2010, que se va, en mi abuela, en que se ha ido aunque su cuerpo siga aqui. Le doy vueltas a mi futuro, a mi presente y a esta insatisfacción que día a día crece. ¿A dónde voy? ¿cómo puedo salir de este círculo? ¿qué quiero hacer con mi vida? Tengo claro que no estoy contenta con mi situación actual pero tampoco sé como salir de ella. A veces siento que debería romper con todo, irme a Noruega sin avisar, coger un par de miles de euros, comprar un billete a un destino extraño y empezar a dar vueltas por el mundo, perderme por la inmensidad para encontrarme. Sin embargo al final hago lo de siempre, dar pequeños pasos, hacer cursos, acomodarme a un sueldo fijo y seguir haciendo lo típico.