Ando en mi pc de sobremesa haciendo un curso de contratación laboral. os preguntaréis (mentira) que por qué no lo hago en mi maravilloso netbook. La razón es que a los lumbreras de la CEA han decidido cambiar un par de cositas y antes podías hacer el curso sin CD y ahora lo necesitas y claro, el netbook no tiene lectora de CD's.

Asi que ando un poco desganada, con el curso de marras, porque creo además que dentro de poco empezaré uno de prevención de riesgos laborales. Supongo que el truco es no estar nunca quieto e ir abriéndose posibilidades, caminos, ventanas o lo que sea.

No nos engañemos, a mi, mi trabajo no me satisface, no me siento plena, lo hago porque me permite pagar unas facturas y hacer cursos, pero yo no quiero pasarme el resto de mi vida haciendo lo que hago y para eso debo trabajar. Debo formarme, debo estar preparada y eso exige tiempo.

Anoche mientras dormía se me ocurrió un cuento, a ver si consigo darle forma y quizás lo ponga aqui para que le echéis un vistazo.

Por cierto la Navidad se aproxima y tiene pinta de que va a ser un final de año malo, esperemos que la intuición me falle y que al final todo sea maravilloso. Aún asi, lo que tenga que pasar pasará, por mucho que yo me empeñe-