Hoy me he comprado un pintalabios y he pagado con tarjeta, cuando la dependienta ha mirado mi dni y uno de mis apellidos me ha dicho "qué suerte tienes al llevar uno de los apellidos más odiados de España"

No me lo he tomado a mal, pero realmente me ha parecido una capullada de comentario y me he planteado qué es lo que tienen las niñas que trabajan de cara al público en nuestros días. Soy una firme defensora de que toda persona debe ocupar un puesto y lidiar con el público, para saber lo duro que es, lo injusto que puede ser el cliente y para que todos aprendamos una lección, lo necesario que es el respeto. Respeto por la persona, por el trabajo y por el trabajador.

Hace calor, cosa que todos sabéis y pienso que me gusta trabajar en verano. Me gustan las calles vacías y la tranquilidad, el ir un poco a contracorriente.

Un saludo