Esta noche salimos las niñas, al menos dos... Tengo ganas de salir, de bailar de reír, de pasármelo bien y no pensar.

Y a la vez tengo cosas que pensar, como por ejemplo que el domingo quiero quedar con mis amigos para comer tarta y no he encargado nada aún o que soy un completo desastre.

Voy a cumplir 27 y a veces me siento, como diría la Jurado, en el punto de partida.