Y al final siempre hay algo que consigue hacernos sonreír.