Ríe y el mundo reirá contigo, llora y llorarás solo.

Esta cita, la escuché en una peli asiática hace años y es una gran verdad, me parece de una sinceridad incuestionable. Supongo que me quedaré sola. Hoy tengo ganas de cagarme en Dios, en La Virgen, en mis jefes, en mi suerte, en mi destino, en mi miseria, en mi mierda y en mi desastre.

Hoy no quiero ser positiva, no quiero intentar sonreír, sólo quiero que las cosas me salgan bien a la primera.