Hoy he tenido una bronca de órdago con mi jefa pero de las chungas, en mi opinión porque le gusta mucho quitarse muertos de encima en vez de asumir ciertas cosas, no le echo la culpa de nada, simplemente intentaba razonar con ella. Puede que esta discusión me perjudique a la hora de que me renueven, no sé como quedará la cosa, la verdad.

Lo importante para mi es que en un estado de cabreo y tristeza monumental he llegado a mi casa y pensaba que nada me alegraría. Entonces por sorpresa he recibido un email que me ha alegrado y mucho.

Supongo que todos tenemos días malos y malos momentos, pero incluso en los momentos más oscuros se encienden pequeñas velas.

El email me ha hecho pensar en lo inconscientes que somos acerca de la repercusión de nuestros actos ¿será cierto que cuando una mariposa bate sus alas en la otra parte del mundo se produce un huracán? ¿No sería mejor, como dice una persona muy sabia que conozco, hacer las cosas simplemente lo mejor que podemos sin pensar en las consecuencias? Quién sabe que significará una acción que realizamos en el presente, pero sabemos lo que significa para nosotros en ese momento, cómo nos sentimos al hacerlo y eso es lo que vale. ¿No?

Un enorme saludo =) (y sonreid, que es gratis)