Pues claro que no confío en ti y cada día me alegro más por no hacerlo.